Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSC acusa al alcalde de Sant Julià de Ramis de prevaricación

El secretario de política municipal del PSC en Girona, Esteve Pujol, ha solicitado la intervención de la Fiscalía Anticorrupción ante las acusaciones de prevaricación que apuntan a la gestión de Sebastià Corominas (CiU) como alcalde de Sant Julià de Ramis (Gironès). Los socialistas acusan a Corominas de instalar aparatos de aire acondicionado y calefacción, propiedad del Ayuntamiento, en un chalé suyo y en un bar que regenta al pie de la carretera N-II. Pujol aseguró que Corominas "desprestigia el mundo municipalista y que la cúpula de CiU debería actuar". Corominas ha puesto el cargo a disposición de su partido y asegura que está dispuesto a dejar la alcaldía si se lo piden. La actuación de Corominas fue destapada el pasado sábado por el Diari de Girona. El periódico también recogió, al día siguiente, los inmediatos trabajos para desmontar la instalación de uno de los aparatos de aire acondicionado en el chalé del edil. El alcalde, que gobierna en mayoría, justificó su actuación asegurando que, dado que los tres aparatos no se utilizaban y estaban guardados en un almacén municipal, decidió darles utilidad. Según su versión, que niega la oposición, los concejales municipales fueron informados de que utilizaría los aparatos y él mismo fijó en 75.000 pesetas la tarifa del presunto alquiler.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de febrero de 1999